Responsabilidad Civil Profesional

Responsabilidad Civil Profesional

Toda actividad laboral que se desempeñe entraña un riesgo. Una instalación con fallos puede causar una inundación. Una reforma puede ocasionar desperfectos en un mueble. Un material no supervisado por el arquitecto podría ocasionar daños en un edificio… Son innumerables los siniestros que pueden producirse debido a una “mala praxis” por parte de una empresa o trabajador.

Las actividades laborales pueden sufrir errores, omisiones o sufrir actos deshonestos por parte de empleados. Estos actos conllevan a reclamaciones y demandas por parte de los afectados. El objetivo de tu seguro de Responsabilidad Civil Profesional (RCP) es responder por ti ante ellas.

El objetivo de los seguros de Responsabilidad Civil Profesional es hacer frente a los daños personales, materiales y consecuenciales que, involuntariamente, por sus errores u omisiones, el profesional haya podido causar a sus clientes en el ejercicio de su profesión, así como los perjuicios que de ellos se pudieran derivar.

No olvides que una reclamación grave podría conllevar al cierre de tu negocio, causando mayores problemas que los que en un principio afrontas. La tranquilidad es algo que todos debemos asegurar.

Además de asumir el coste del siniestro, un seguro RCP ofrece en su póliza, de forma habitual, asistencia jurídica.

El RCP cubre la responsabilidad civil del propio asegurado como de las personas que dependan de él en una forma directa (Empleados).

Fundamentalmente, al damnificado por un siniestro en el que tú o tu empresa son responsables.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR